Cirugías bariátricas simples: las gastroplastias

5 enero 2011 – 16:13 – No hay Comentarios
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)

Las gastroplastias forman parte de las denominadas cirugías bariátricas ‘simples’, porque se basan exclusivamente en producir una restricción alimentaria mediante la separación del estómago en dos compartimentos: uno, denominado ‘reservorio’, proximal y que continúa con el esófago, de dimensiones pequeñas (de 15 a 20 ml) y que vacía con el otro compartimento, mucho más grande y representado por el resto de la cavidad gástrica.

El paso de una cavidad a otra se realiza a través de un estrecho paso artificial creado a propósito, con un orificio de un centímetro aproximadamente, precisamente para evitar el paso rápido de los alimentos a través del estómago.

Este tipo de cirugías, a diferencia de las técnicas bariátricas ‘complejas’ que incluyen un cortocircuito intestinal para producir malabsorción, permite mantener la integridad tanto anatómica como funcional del tubo digestivo, con preservación del píloro y asegurando que las funciones de digestión y absorción de nutrientes se realicen con toda normalidad.

Inconvenientes

Como todas las técnicas, la gastroplastia cuenta con algunos inconvenientes. En primer lugar, se obtiene menos pérdida de peso a largo plazo que con las cirugías ‘complejas’. Además, no es apta para pacientes adictos a los dulces o amantes del picoteo.

Asimismo, un elevado porcentaje de pacientes tratados mediante este tipo de cirugía manifiestan después una peor calidad de vida frente a la comida, con frecuente intolerancia (en especial a las carnes rojas).

Por último, los pacientes precisan más reintervenciones y reconversiones debido a complicaciones o fracasos en la pérdida ponderal.

Fuente: www.cirugiabariatrica.net

Imagen: www.teknon.es



Escribe un Comentario!

Escribe tu Comentario degajo, o un trackback desde tu propia web. Puedes suscribirte a estos Comentarios via RSS.

Mantengamos este sitio limpio de spam.