Colocación de una banda gástrica ajustable

25 enero 2011 – 10:00 – No hay Comentarios
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)

La banda gástrica es una tira de silicona de 13 milímetros de ancho dotada de una cámara interior expansible que, cuando se cierra, forma un anillo circular de unos 10 centímetros de circunferencia interior.

Asimismo, se halla conectada por uno de sus extremos a un tubo hueco, del mismo material, de 50 centímetros de longitud que se utiliza para conectar la sección hinchable de la banda con el puerto de acceso.

A su vez, el puerto de acceso es un reservorio de titanio con un septo de alta presión en su cara externa que es autosellante cuando se penetra mediante una aguja. Una vez conectado a la banda a través del tubo, permitirá el ajuste percutáneo del diámetro del estoma.

Técnica quirúrgica

La colocación de una banda gástrica ajustable es, sin lugar a dudas, la opción técnica más sencilla dentro del ámbito de la cirugía bariátrica.

El paciente se coloca con las caderas y las rodillas flexionadas, de forma que un desplazamiento hacia debajo de las vísceras y el epiplón facilita la visión de la parte superior del estómago.

Por su parte, el cirujano se sitúa entre las piernas, el primer ayudante a la izquierda y el segundo, a la derecha del paciente. Mediante una aguja de Veress, se insufla la cavidad abdominal para colocar cinco trócares; para la óptica, el retractor hepático y las manos del cirujano y su ayudante.

A continuación, se secciona el ligamento suspensorio gastrofrénico justo antes de los primeros vasos cortos, y se abre la pars flácida del ligamento gastrohepático. En ese momento se inicia la disección retrocardial, creando un túnel estrecho a través del que se coloca la banda gástrica.

Es entonces cuando el anestesista introduce un tubo de calibración especialmente diseñado con un balón distal. Una vez dentro del estómago, infla el balón con suero y realiza una suave tracción a través de la sonda para enclavarlo a nivel del cardial, definiendo un nuevo reservorio gástrico por debajo del que se procede al cierre de la banda.

Posteriormente, se toma tejido de la parte del estómago que queda por debajo de la anilla para pasarlo por encima de la banda, hacia la bolsa gástrica proximal, y se fijan ambos mediante puntos de sutura, encerrando la banda casi totalmente en una funda de tejido gástrico.

Finalmente, se saca al exterior el catéter del sistema y se conecta a un reservorio, que se ancla con cuatro puntos a nivel de la aponeurosis anterior.

Suena complicado, pero sin embargo es el procedimiento quirúrgico más sencillo de todos los que forman parte de las técnicas bariátricas.

Fuente: Blog.obesitymedicalcenter.com

Imagen: Commons.wikimedia.org



Escribe un Comentario!

Escribe tu Comentario degajo, o un trackback desde tu propia web. Puedes suscribirte a estos Comentarios via RSS.

Mantengamos este sitio limpio de spam.