Investigaciones revelan que las hormonas podrían reducir la obesidad

12 enero 2009 – 11:29 – No hay Comentarios
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)

A través de los artículos del blog hemos pretendido ayudar a aquellas personas obesas o con familiares, amigos… con ese problema a que puedan comprender, tratar y evitar el mal y ganar en salud y bienestar. Hoy podemos añadir a las casi diarias noticias esperanzadoras al respecto que ciertas hormonas podrían ayudar a combatir la obesidad.

Investigación Médica con hormonas

Esta comprobado que estas hormonas, conocidas como N-acilfosfatidiletanolaminas (NAPE) pueden llegar a provocar una sensación de saciedad, pero los investigadores dan un paso más allá al procurar que se usen en un futuro para controlar el apetito y, con ello, la obesidad.

La formación de estas hormonas tiene que ver con el hecho de que al consumir una comida opípara una molécula que se genera en el intestino delgado entra inmediatamente en el torrente sanguíneo, ello provoca que el efecto de la grasa que se acaba de consumir en la comida se registrará en el cerebro.

El estudio, que ha sido realizado sobre ratas por el doctor Gerald Shulman, ha sido publicado en Cell y se plantea que prontamente sea efectuado sobre personas. En estos años de búsqueda, el equipo del doctor Shulman, profesor de Medicina y Fisiología Molecular de la Universidad de Yale e investigador del Instituto Howard Hughes, buscaba una señal proveniente de las grasas que pudiera regular la ingesta de alimentos. Un espectrómetro de masas/cromatógrafo de líquidos identificaron este grupo de moléculas NAPE.

El hecho es que cuando las ratas consumían alimentos muy ricos en grasas los niveles de estas hormonas aumentaban en gran número, por ello, al sintetizarlos y volver a ser inyectados sobre las ratas se limitaron las ganas de comer de éstas. Como se pudo comprobar más tarde, estas moléculas tenían presencia en el hipotálamo, desde donde se regula el apetito. La consecuencia fue una pérdida de apetito y peso paulatino. El consumo excesivo de grasas y con ello la generación de estas moléculas se deriva en una posible causa de la obesidad.

Foto de primeira.mao



Escribe un Comentario!

Escribe tu Comentario degajo, o un trackback desde tu propia web. Puedes suscribirte a estos Comentarios via RSS.

Mantengamos este sitio limpio de spam.