Alimentación Saludable Nutrición

Cocinar para perder peso
| 22 junio 2009 – 10:31 | No hay Comentarios

La cocina sana es uno de los tratamientos más adecuados a la hora de perder peso. Los hábitos alimenticios de la sociedad actual no siguen la dieta mediterránea y cada vez se extienden más la comida basura y sus derivados. Desde Tratamientos de obesidad te presentamos las formas de cocina más sanas y que te ayudarán a quitarte esos kilos de más:

ensaladaPrepara los platos en el horno: La comida al horno es muy saludable y además es una de las formas más sobras que existen. Aliña tus platos con salsa de limón, cebolla y especias. Recuerda que de esta forma puedes preparar todo tipo de comidas, como el pescado, la carne o las patatas en salsa. Todo vale siempre que cumpla la dieta establecida.

Recupera los menús hervidos: la comida hervida no sólo ayuda a perder peso sino también a mantenernos sanos. Es cierto que al hervir los alimentos pierden nutrientes pero el número de calorías también se reduce considerablemente.

Cocina a la plancha: Preparar las comidas sin aceite es una forma sana y rica de sentarnos a la mesa. La gran virtud de esta forma de cocinar es que los alimentos mantienen sus nutrientes y su sabor mientras se evita la grasa del aceite.

Recurre al microondas: Es una forma ideal de perder peso. De hecho, muchas dietas vegetarianas utilizan este electrodoméstico para preparar sus platos. Es una buena alternativa del vapor y su mayor virtud es la facilidad con la que se preparan todo tipo de comidas.
Alimentos frescos: recupera las frutas y verduras. En este caso, son muy recomendables las ensaladas y las macedonias.

Sabías que…

Hay determinados platos de cuchara que son muy recomendables al a hora de perder peso. Las sopas y consomés, o el gazpacho en verano, son ligeros y están exentos de nutrientes peligrosos para nuestro volumen.

Ayuda Psicológica

Las medidas psicológicas para luchar contra la obesidad

Los enfermos de obesidad suelen olvidar el apoyo psicológico a la hora de adelgazar. De hecho, muchos pacientes se rigen sólo por las dietas o las restricciones nutricionales sin tener en cuenta su estado de ánimo. Hoy desde Tratamientos de Obesidad te presentamos las claves de una buena salud mental durante la dieta:

bancoCuida tu autoestima: hay que ser muy conscientes de que el estado de ánimo es fundamental para afrontar un cambio corporal severo. Si la obesidad ya plantea problemas de aceptación, el cambio hormonal y químico que sufre nuestro cuerpo es tan grande que debemos cuidar de forma especial a nuestra mente.

Controla la ansiedad: al iniciar una dieta también se empieza una nueva vida. Suelen ser frecuentes los estados de ansiedad por la falta de nutrientes. Suelen aparecer el insomnio o los atracones descontrolados.

Olvida tus complejos físicos: en realidad estos se basan en la mente más que en el cuerpo. Un complejo físico se define como aquella respuesta que nuestro cerebro genera ante una discapacidad o una minusvalía con los demás. Son pensamientos irracionales que llegan incluso a atormentar a la persona que los sufre.

Vigila los problemas psicosomáticos: al contrario que los anteriores, estas anomalías tienen un origen psicológico que se hace patente en una respuesta física. Hay ciertas partes del cuerpo que se ven más afectadas. Son habituales los problemas estomacales. De ahí que en ocasiones se tenga que recurrir a tratamientos como el Balón Gástrico.

.

Problemas sexuales: es común que los pacientes con este problema presenten algunas taras sexuales que se añaden a su desorden psicológico. La disfunción eréctil en los hombres y el vaginismo en las mujeres son los más comunes. Es bueno tratar estos problemas con normalidad y acudir a los especialistas sin exagerar ni minimizar la cuestión, tratándolo tal y como es.

Sabías que…

El estado de ánimo es muy importante cuando se afronta un tratamiento médico. Cada vez se incluye más el trabajo del clown y del mago en las secciones de pediatría de los hospitales. El optimismo ayuda a curar las enfermedades.

Ejercicio

Los 7 ejercicios para perder peso sin salir de casa
| 18 junio 2009 – 11:33 | 2 Comentarios

Los malos hábitos sociales se traducen en una forma de vida sedentaria peligrosa para la salud de la mayoría de la población. Una vez que hemos ganado peso, nos cuesta hacer ejercicio delante de otras personas. Por eso, desde Tratamientos de Obesidad te presentamos las actividades adecuadas para perder peso en casa:

mujercinaRutina de piernas: El paciente con sobrepeso se debe colocar de rodillas con las manos en el suelo para realizar un levantamiento de piernas hacia arriba y hacia abajo en dos series de diez.

Flexiones: Este ejercicio sirve para muscular los brazos y la espalda, además de suponer una maravillosa actividad aeróbica para frenar nuestra obesidad.

Abdominales: Si nuestro problema es la barriga, este es el ejercicio perfecto para combatirla. Para facilitar el ejercicio, es bueno doblar las rodillas y levantar el abdomen sin forzar la postura para no autolesionarnos. Recuerda que una de las zonas que más afectada puede quedar es el cuello.

Ejercicio en escalera: No es necesario una escalera de caracol para poder subir el equivalente a 12 pisos diarios. Con una banqueta de tamaño adecuado puede ser suficiente para realizar la actividad. Cada piso suele tener unos 8 escalones, multiplícalos por el número de pisos y tendrás la frecuencia necesaria que necesitas para adelgazar.

Levantamiento de peso: Es recomendable realizar esta actividad una vez se han hecho las anteriores porque así tendremos el cuerpo caliente y dispuesto para la tarea. Puedes utilizar dos botellas de agua al modo de pesas de gimnasio para fortalecer los bíceps. Dos series de 8 pueden ser suficientes para iniciar la actividad.

Sabías que…

Cuánto más ejercicio hacemos más acostumbramos a nuestro cuerpo a la actividad física. De hecho, el segundo paso es hacerlas en grupo, ya sea en gimnasio o al aire libre. Estas actividades te permiten un mayor contacto con la gente y son la prueba de realidad que recomiendan los psicólogos.

Alimentación Saludable Nutrición

Ensaladas para no engordar
| 17 junio 2009 – 10:57 | Un Comentario

Los hábitos alimenticios actuales proporcionan una serie de calorías que se antojan abundantes para las necesidades reales del cuerpo. Los desayunos abundantes en glucosa, las comidas con colesterol y las cenas copiosas fomentan la obesidad de una sociedad dónde el número de gente con sobrepeso supera 1.600 millones. Desde Tratamientos de Obesidad te presentamos 3 dietas que ayudarán a mantener tu peso:

Ensalada al horno: A pesar de ser poco conocida, la preparación no dista de una ensalada normal. Este menú para cuatro personas debería estar compuesto de dos tomates grandes o cuatro pequeños, aceite de oliva, orégano, sal, queso y zumo de limón. Horneados durante 20 segundos para fundir el queso y la posterior esparcida del jugo.

Ensalada natural: Es la más conocida en los países mediterráneos y está compuesta de varios cogollos de lechuga, dos tomates grandes, maíz, aceite, sal y vinagre.

Ensalada de los espárragos: Recuerda que este alimento puede estar contraindicado para la gente que presenta problemas de riñón. La virtud de los espárragos es que se pueden aliñar con todo tipo de condimentos, la más habitual suele ser la compuesta por 300 gramos de espárragos, una zanahoria cortada en trozos y una rebanada de pepino.

Ensalada fantasía: Con más ingredientes que las anteriores, es producto de la masificación de alimentos que entraron en la dieta mediterránea a partir de los años 90. Para cuatro personas, se suele incluir 4 tomates grandes, 6 huevos duros en rodaja, 6 patatas, un pimiento verde, aceitunas y dos tazas de mostaza. Con un componente calórico mayor que las otras, también tiene elementos que hacen más difícil la digestión de los comensales.

Sabías que…

A pesar de que la ensalada ha sido tradicionalmente un plato de verano, los invernaderos y las técnicas de conservación alimenticia han hecho que podamos encontrar estos productos todo el año. Algo que puede servir para luchar contra la obesidad además de proporcionarlos el aporte energético necesario para afrontar la jornada.

Obesidad

Cuando el sobrepeso nos hace obesos
| 16 junio 2009 – 13:08 | 16 Comentarios

La grasa se puede acumular en nuestro organismo hasta límites insospechados. La alimentación y las formas de vida sedentarias fomentan los problemas de peso con el consiguiente desconocimiento de cual es nuestro estado de salud. Hoy desde Tratamientos de Obesidad te presentamos un guía fácil para entender cuándo estamos obesos:

barriga Una evaluación más científica suele recurrir al Índice de Masa Corporal (IMC) para calcular cual es nuestro estado de salud. Se supone que una persona es obesa cuando tiene un índice superior a 30 y se evalúa dividiendo la altura en centímetros dividido entre el peso del paciente.

Todos los obesos son distintos. La obesidad afecta de formas diversas según cada paciente. Hay enfermos que lo son por causas exógenas debido a una sobrealimentación inadecuada. Para ellos, lo mejor es actuar sobre los hábitos alimenticios Los obesos endógenos tienen alteraciones metabólicas y su tratamiento requiere un cambio en el metabolismo del propio paciente. Además esta suele provocar la disfunción de alguna glándula endocrina con los consiguientes problemas de tiroides.

Hay que tener en cuenta que la obesidad es una enfermedad y que los pacientes que la sufren suelen tener problemas sociales y corporales aparte del evidente sobrepeso. Esta afección provoca la acumulación de los tejidos adiposos en el organismo lo que debilita la salud del paciente.

Sabías que…

Hay que tener en cuenta que el Índice de Masa Corporal (IMC) no tiene en cuenta las diferencias de obesidad y las características del tejido adiposo. De hecho, el IMC tampoco puede calcular el grado de riesgo cardiovascular. Una vía alternativa a este método es la mesura de la grasa corporal por la que se entiende que una cifra superior al 30 por ciento supone un grado de obesidad notable. De esta forma, se podrían reducir los tratamientos quirúrgicos como Balón Gástrico, Banda gástrica o Bypass Gástrico.

Ejercicio

Los 7 ejercicios para perder peso

Los ejercicios aeróbicos son la clave cuando se trata de perder peso. Además de quemar calorías, suelen ser actividades entretenidas y de fácil realización. Desde Tratamientos de Obesidad te presentamos una guía de entrenamiento útil:

  • Realiza círculos por encima de la cabeza con los brazos elevados y al mismo tiempo, secuencia la respiración al ejercicio.
  • Eleva los hombros de forma sistemática. Secuencia el movimiento hacia arriba y abajo mientras controlas la respiración para una mayor entrada de oxígeno.
  • Balanceo aeróbico. Este ejercicio consiste en abrir las piernas un poco más allá del ancho de los hombros. Una vez colocado, mueve el cuerpo de izquierda a derecha. A cada movimiento lateral se le llama tiempo y suele realizarse hasta un máximo de ocho por ciclo.

  • Subir escaleras. Sube y baja las piernas como si fueras por una hilera de escaleras procurando mantener el equilibrio. Acompaña el movimiento con los brazos como si estuvieras corriendo.
  • Movimientos en el lugar. Mueve los hombros arriba, abajo, secuenciados. Primero uno y luego el otro hacia las orejas. Al finalizar, relaja los hombros sacudiendo las manos.
  • Camina en diagonal. Da cuatro pasos en diagonal desde la posición inicial hacia un lateral y vuelve al centro. Repite el ciclo dos veces.
  • Cuatro tiempos de balanceo aeróbico. Como en una serie anterior, realiza cuatro tipos de balanceo aeróbico mientras calientas los brazos haciendo círculos de boxeo con las manos

Sabías que…

El ejercicio aeróbico incluye cualquier tipo de actividad que se practique a niveles moderados de intensidad para mantener una frecuencia cardiaca elevada. Este deporte además mejora la quema de grasas y azúcar. Recuerda que las caminatas son el aeróbico más común.

Obesidad Infantil

Uno de cada cinco niños tiene sobrepeso
| 12 junio 2009 – 11:00 | Un Comentario

Uno de cada cinco niños de entre 6 y 10 años tiene obesidad, según los datos presentados por Trinidad Jiménez en el Ministerio de Sanidad y Política Social. Ante esta grave cifra, la Ministra pidió la colaboración de padres y profesores para estimular los hábitos saludables entre los escolares.

En el estudio han participado 14000 niños pertenecientes a 67 centros de primaria. También se han implicado 640 profesores y hasta los profesionales de 300 farmacias encargados de distribuir el material informativo pertinente. La ministra ha subrayado que estas cifras adquieren mayor relevancia si se tiene en cuenta que hasta 3 de cada 10 adultos obesos lo han sido desde críos. Una alimentación infantil equilibrada podría convertirse en la piedra filosofal de una vida saludable.

Con respecto a la alimentación, los datos del estudio son concluyentes. Un alto porcentaje de chicos acuden al Colegio sin desayunar lo que les provoca un desbarajuste alimenticio que sumado a la escasez de frutas y verduras en la dieta y a la prevalencia de grasas provoca el aumento de peso. La ministra también ha destacado la influencia de las formas de vida sedentarias cada vez más extendidas entre los escolares.

Según el estudio, los niños ven una media de 3 horas de televisión al día, lo que provoca que tengan muy poco tiempo para realizar actividades físicas.

Las medidas para el futuro pasan por terminar el programa Perseo, iniciado dos años atrás, y que consiste en valorar cuales son las medidas adecuadas para promover un estilo de vida saludable desde la infancia. Las conclusiones se sabrán a finales de 2010.

Sabías que…

Los hábitos alimenticios de los españoles cambiaron en las últimas dos décadas del siglo pasado. Si durante los años 60 los niños con sobrepeso eran el objeto de anuncios y campañas publicitarias como símbolo de salud, la entrada de la comida basura a finales de los 80 ha promovido la aparición masiva de chicos gordos en los Colegios. Niños sedentarios con problemas cardíacos, respiratorios y articulatorios difíciles de digerir en edades tan tempranas.

Ejercicio

El ejercicio, la mejor arma contra la obesidad
| 10 junio 2009 – 9:44 | 2 Comentarios

Cada día se extienden más los productos de farmacia y las operaciones imposibles para acabar con esos kilos de más. El problema es que el cuerpo no se acostumbra a quemar las calorías que ingiere una persona obesa mantiene su volumen. Sin embargo, el ejercicio físico quema calorías y nos proporciona el tono muscular necesario para afrontar nuevos retos y llevar una vida saludable. Desde Tratamientos de Obesidad analizamos las claves del fármaco natural más importante:

  • El ejercicio nos ayuda a perder peso y a mantener la forma adecuada cuando hemos acabado con el sobrepeso. Hay que tener en cuenta que es un proceso con resultados a la larga pues cuánto más deporte se hace más se acostumbra uno a quemar grasa.
  • Proporciona un estado psicológico adecuado. Es decir, reduce nuestro estrés y ansiedad y está demostrado que frena las posibilidades de desarrollar un estado depresivo. Además proporciona lo que los expertos llaman una prueba de realidad frente a la sociedad, nos ayuda a aceptarnos a nosotros mismos.
  • Recuerda que la actividad física recomendada debe basarse en un estado aeróbico que ayude a tu cuerpo a mejorar su período cardiovascular. Caminar, correr o nadar puede ser lo recomendable en estos casos.
  • Los especialistas en endocrinología deben valorar la frecuencia de tu actividad con respecto al estado en que te encuentres. Recurre a ellos siempre que sea necesario.

Sabías que…

El aumento de la obesidad infantil ha provocado que numerosos expertos en endocrinología hayan realizado diferentes experimentos con los escolares para ver su resistencia el sobrepeso. Uno de las medidas propuestas ha sido el aumento de ejercicio con resultados increíbles, según han demostrado un grupo de científicos de Liezpig, Alemania.

Dietas Nutrición

Los cinco pasos para bajar de peso
| 9 junio 2009 – 9:33 | Un Comentario

Perder peso siempre es un camino difícil pero existen una serie de cambios que puedes realizar para reducir tu volumen. Desde Tratamientos de Obesisdad te presentamos los 7 pasos para adelgazar:

Llena tu despensa de alimentos saludables como la fruta, el yogurt o los cereales. Estos te ayudan a perder peso porque son elementos de fácil depuración por su composición química. Además facilitan el ejercicio gracias a sus componentes energéticos.

Cuidado con el trabajo. Muchos obesos son el producto de la vida sedentaria que facilita la sociedad actual. Horarios de jornada partida en grandes mesas de oficina que facilitan el aumento de volumen corporal. Por eso, saca tiempo de dónde puedas y haz ejercicio ya sea en el gimnasio o por tu cuenta, recuerda que muchas veces la actividad física ayuda a sanar el cansancio mental.

Sustituye el café del desayuno por una pieza de fruta. Aparte de darte un aporte energético mayor para afrontar la mañana, también facilita tu salud dental y la limpieza del organismo. La cafeína no es la única forma de permanecer activo.

Echa el freno a tu apetito nocturno. Es normal llegar con hambre a casa después de una dura jornada de trabajo. Pero hay que tener en cuenta que una cena ligera puede ser el aporte suficiente para afrontar las horas de sueño. Comer mucho por la noche aumenta tu volumen corporal y facilita la aparición de los trastornos nocturnos.

Come varias veces al día en cantidades adecuadas. Recuerda que los expertos recomiendan cinco raciones para afrontar la jornada diaria. Si los platos no son demasiado copiosos el organismo se acostumbra a la quema de nutrientes con la consiguiente reducción de peso.

Sabias que…

Una dieta equilibrada con frutas, verduras, carnes y pescado es la base de la tradicional alimentación mediterránea. Además, se ha demostrado que las personas que gozan durante su vida de una alimentación equilibrada tienen una mejor calidad de vida y eleva el número de años.

Alimentación Saludable Nutrición

Los 10 infiltrados de tu dieta (parte 2)
| 8 junio 2009 – 9:56 | No hay Comentarios

En esta segunda parte de la serie analizamos otros cinco alimentos son peligrosos para nuestra salud, que a pesar de su composición Entre los más destacables podemos encontrar:

Productos sin azúcar: en muchas ocasiones pensamos que una comida es sana si prescinde del azúcar, pero ahí es dónde hay que incidir. Una plato libre de azúcar sólo estará libre de la glucosa que le proporciona dicho elemento pero mantiene las calorías que como alimento propio sustenta. Recuerda evitar las grandes comilonas.

Los cereales: cuidado con este desyuno porque a pesar de que facilita el camino hacia una digestión saludable si se recurre a ellos en cantidades mayores de las recomendadas puede ser muy peligroso.

Las frutas: son uno de los alimentos más sanos que podemos encontrar en cualquier supermercado. Pero hay que recordar que todo en enormes cantidades puede suponernos un problema de salud. Además, determinadas frutas, sobretodo las de verano, suelen aportar un sustento calórico mucho mayor del conveniente.

Las ensaladas: desde finales de los años 90, los programas de cocina emitidos por la televisión y la globalización de dietas extranjeras potenciaron la multiplicidad de ensaladas. Se acabaron las típicas ensaladas de aceite y vinagre y se empezaron a combinar con pasta, arroz, frutas e incluso carnes. Cuidado con ellas, no es lo mismo la ensalada tradicional de la dieta mediterránea que la César propia de cualquier restaurante.

Las patatas fritas: son el elemento más recurrente de nuestra dieta. A pesar de no estar especialmente recomendado, solemos recurrir a demasiados tipos de ellas. Por eso, lo más saludable es olvidar los productos de tipo industrial y recurrir a su forma mas artesanal.

Estos son sólo algunos fastidiosos compañeros de viaje, pero si tienes dudas en cuánto a tu alimentación no dudes en recurrir a los especialistas.