¿Qué problemas puede provocar el bypass gastrico?

El 95 por ciento de los pacientes ven una mejora cuantitativa de su vida tras la intervención con Bypass, pero hay que recordar que este tratamiento es el más invasivo y peligroso de todos los que existen para frenar la obesidad. Por eso, desde Tratamientos de obesidad te señalamos una serie de problemas que pueden aparecer después de esta intervención:

Problemas psicológicos: Hemos de ser conscientes que este tratamiento tiene consecuencias de por vida. Es irreversible. Una vez operados no podremos volver atrás. Los especialistas tienen especial cuidado en evaluar el estado psicológico de sus pacientes, pero recuerda eres tú quién tiene la última palabra.

Dolores físicos: Al ser una operación de gran calibre, se antoja el engrapado como recurso necesario para unir los diferentes tubos estomacales. Esto puede provocar el sangrado durante varios días y unos fuertes dolores que precisan de medicamentos.

Consecuencias inesperadas: En un mínimo porcentaje esta intervención trae consigo graves complicaciones como la peritonitis, la anemia, la embolia pulmonar o la osteoporosis. Recurre a un grupo médico si notas alguna molestia fuera de lo común.

Cambio de dieta radical. Recuerde que su estómago queda reducido a una superficie equivalente a un bote de Coca-Cola. Empiece la dieta antes de la operación para acostumbrarse a su nueva vuda. Por lo tanto, sus comidas diarias tendrán un cambio radical. Olvide las comidas copiosas en los restaurantes y deje de lado que un día disfrutó comiendo, su salud y su cuerpo están en juego.

Puedes encontrar más información en nuestra sección de artículo sobre bypass gástrico o quizá estés buscando la respuesta a alguna de las siguientes questiones:

¿Qué es el bypass gástrico?

¿Cuándo recurrir a bypass gástrico?

¿Por qué aplicar el bypass gástrico?