Tratamiento farmacológico de la obesidad

13 enero 2011 – 15:27 – No hay Comentarios
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)

La mayoría de los especialistas no albergan dudas a la hora de sentenciar que la mejor actuación ante la obesidad es la prevención y que hacia ella deberían dirigirse la mayor parte de los esfuerzos de todas las administraciones políticas y sanitarias a nivel mundial.

Pero, cuando la obesidad ya está presente, debe ser tratada, y las opciones terapéuticas de que disponemos hoy día son el tratamiento dietético (verdadera piedra angular y base irrenunciable del tratamiento), el aumento de la actividad física, la terapia de modificación de conducta y la farmacoterapia.
En este sentido, la mayoría de especialistas coinciden en que la cirugía debería reservarse únicamente para pacientes con obesidad mórbida o extrema, en los que todas las demás terapias han fracasado.

Breve repaso histórico

Haciendo un rápido repaso histórico conviene destacar que los tratamientos con fármacos se popularizaron en los años 60, para lograr que los pacientes perdiesen peso y pudiesen mantener la pérdida indefinidamente. Por desgracia, este planteamiento a corto plazo fracasó la mayoría de las veces.

En los 90 se demostró la pérdida de peso mediante fármacos podía mantenerse más allá de tres años, iniciándose el concepto del tratamiento farmacológico a largo plazo y surgiendo la idea de que la obesidad debe ser tratada de la misma manera que otras enfermedades crónicas, con el uso continuado de medicamentos.

Asimismo, se puede afirmar que la farmacoterapia de la obesidad está siendo revaluada con la aparición del concepto de tratamiento integral de la obesidad: tratamiento farmacológico a largo plazo junto a las medidas tradicionales.

En este sentido, los especialistas coinciden en que en un futuro cercano aparecerán nuevos tratamientos basados en interrumpir o potenciar muchas de las numerosas vías de control del apetito, saciedad, absorción y metabolismo de los nutrientes, así como en relación con la genética de la obesidad.

Fuente: Apuntesmedicos

Imagen: Carlos Porto / FreeDigitalPhotos.net



Escribe un Comentario!

Escribe tu Comentario degajo, o un trackback desde tu propia web. Puedes suscribirte a estos Comentarios via RSS.

Mantengamos este sitio limpio de spam.